Modernismo

19,99 €Precio
Durante un fructífero período entre la década de 1880 y la Primera Guerra Mundial (1914), la cultura europea y estadounidense giró la mirada hacia la naturaleza. Con una sinfonía de líneas fluidas y formas orgánicas, el modernismo inundó la arquitectura, el diseño, la pintura, la obra gráfica, las artes aplicadas y la ilustración.

El modernismo fue un movimiento deliberadamente novedoso. Dotados de un espíritu de reforma, los partidarios de este estilo quisieron desmarcarse del historicismo imitador que había caracterizado buena parte del siglo XIX y apostaron por las cualidades sinuosas y decorativas. Tomando los zarcillos de la vid, los capullos de las flores y las plumas de las aves como referencia ornamental, sus adeptos no solo buscaban la libertad lineal de las formas naturales sino también la liberación del yugo de la tradición y las expectativas artísticas.

Al mismo tiempo, siguiendo el ejemplo del esteticismo inglés y de los movimientos de oficios artísticos, el modernismo rechazó las jerarquías establecidas de la práctica artística para potenciar la recuperación de la artesanía, y sintetizar las prácticas y los medios artísticos en la Gesamtkunstwerk, la obra de arte total. Por ello, y por tomar la naturaleza como referencia, el modernismo suele considerarse una respuesta estética a la Revolución Industrial, un rechazo por la mecanización y la fabricación en cadena, y una oda a la artesanía y a las maravillas de los grandes espacios al aire libre.

Esta nueva edición de TASCHEN aborda el modernismocomo un amplio fenómeno histórico con rasgos locales característicos. Analiza las circunstancias artísticas, económicas y políticas más generales y la huella que dejó en centros creativos como Viena, Glasgow, Múnich, Weimar y Chicago. Sus partidarios más relevantes, como Victor Horta, Antoni Gaudí y Charles Rennie Mackintosh, se presentan en estas páginas en conexión con las ciudades donde desarrollaron la mayor par